Podemos construir una casa Passivhaus importada

Podemos construir una casa Passivhaus importada

Para muchas personas el concepto de Casa Pasiva o la construcción de casas con el estándar Passivhaus es algo totalmente nuevo. Nada más lejos de la realidad, el concepto «pasivehaus» lleva muchos años entre nosotros.

Tenemos que remontarnos a finales de la década de los 80 para encontrar los primeros datos técnicos que hacen referencia al estándar Passivhaus. Es en Suecia dónde en 1988 nace este sistema innovador. Más tarde, con el apoyo y subvención de proyectos del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania, se crea lo que conocemos como el Passivhaus Institut.

Passivhaus

El estándar Passivhaus

Para los que no estén familiarizados con el estándar Passivhaus vamos a definirlo en una sola frase. El estándar Passivhaus se basa en una serie de técnicas que buscan generar métodos de construcción para conseguir qué dichas casas consuman hasta un 80% menos de energía que una vivienda convencional.

Este estándar promueve y establece una normativa básica para alcanzar los parámetros establecidos para su certificación. Las casas construidas con el estándar Passivhaus no solo deben ofrecer un ambiente interior cómodo y agradable, sino que deben prescindir de un sistema activo de calefacción.

¿que es una casa pasiva?

Se conoce como Casa Pasiva a toda aquella construcción que es capaz de mantener una temperatura agradable en cualquier época del año sin la necesidad de sistemas de calefacción activos. Cuando hablamos de sistemas de calefacción activos, nos referimos a todos aquellos que precisen de un consumo medio o alto de energía para la producción de calor o refrigeración.

Es normal que cualquier sistema de calefacción o refrigeración precise de un mínimo consumo energético. Para entendernos, es importante saber qué una edificación con un gasto energético inferior al 75 % de una vivienda convencional, ya puede considerarse como una casa pasiva.

Ahorro energético

Cuando hablamos de la importación de una casa basada en el estándar Passivhaus o pasivehaus, en realidad estamos hablando de la importación de sistemas y métodos de construcción que contribuyen a mejorar el concepto de Casa Pasiva. Realmente el estándar Passivhaus no se importa en sí mismo, sino que se nutre de los diferentes métodos o sistemas pensados para reducir drásticamente el consumo energético de una vivienda o edificio.

La importancia del estándar Passivhaus en la construcción de edificios Nearly Zero Energy Buildings

Cada vez cobra más importancia el ahorro energético en los hogares. La dependencia de las energías fósiles y su encarecimiento, hace cada día más necesario la reducción del consumo de las mismas. Eso sin mencionar la necesidad imperiosa de frenar de una vez por todas el calentamiento global. Su efecto es tan demoledor que está causando daños irreversibles en la naturaleza.

Desde hace algunos años la Unión Europea obliga al cumplimiento de normativas en la construcción de nuevos edificios, para que cumplan con lo que se conoce como “Nearly Zero Energy Buildings”. En edificios públicos es de obligado cumplimiento toda nueva construcción desde principios de 2019. Y para el resto de edificios la directiva marcaba el cumplimiento de la construcción de edificios de casi cero emisiones a partir de 2021.

Fondos Next Generation - Nearly Zero Energy Building

Cabe decir que el cumplimiento de esta directiva europea se ha retrasado debido al impacto producido por la pandemia, pero desde 2022 vuelve a exigirse su cumplimiento.

Ventajas de las casas pasivas

Ahora que ya estamos más familiarizados con el estándar Passivhaus, es muy sencillo enumerar algunas de las ventajas de las casas pasivas.

  • Una casa pasiva es respetuosa con el medio ambiente
  • El consumo energético de una casa pasiva es un 75 % menor que en una vivienda convencional
  • La energía consumida para la generación de calor o refrigeración de las estancias proviene energías renovables
  • La mayoría de sistemas aplicados en las casas pasivas requieren de un mantenimiento o inferior a los sistemas de calefacción o convencionales
  • El cumplimiento de estándares certificados garantiza una temperatura y clima estable en el interior del edificio, con todas las ventajas que eso aporta a nuestra salud

¿Son rentables las casas pasivas?

Desde la aparición de los estándares de ahorro energético en la construcción de edificios, ha existido una cierta resistencia por parte de las empresas constructoras en su aplicación.

Esto es debido a los costes añadidos qué suponía el uso de materiales aislantes y sistemas pasivos de calefacción.

En la actualidad, aunque cabe reseñar que la construcción de una casa pasiva sigue siendo más costosa que la de una vivienda convencional, los costes se han visto reducidos con la aparición de materiales aislantes y fabricación con nuevos sistemas de aislamiento térmico.

A día de hoy, construir una casa pasiva puede suponer un coste adicional de un 20% respecto a otra vivienda. Aunque inicialmente nos parezca un sobrecoste considerable, el alto ahorro de energía nos va a permitir amortizar esa cifra en un tiempo inferior a 10 años.

Por tanto podemos afirmar que sí es rentable la construcción de una casa pasiva. Además, existen numerosos planes de ayuda disponibles para la rehabilitación de edificios o casas, con el fin de convertirlas en casas pasivas.

Plan Next Generation, camino hacia la construcción ZEB (edificio cero emisiones)

A nivel europeo se han puesto en marcha numerosas iniciativas, entre ellas las conocidas en España como Next Generation. Estás ayudas pueden llegar a suponer hasta un 80% en ayudas directas, si realizamos una rehabilitación completa del edificio, cumpliendo los estándares de ahorro energético.

Todas estas iniciativas y ayudas, están pensadas para marcar el camino para cumplir con el concepto constructivo ZEB (edificios cero emisiones efecto invernadero).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.