Colores perfectos para pintar una habitación

Colores perfectos para pintar una habitación

Cuando nos decidimos a decorar la casa, cambiar muebles o reformar alguna habitación, en ocasiones nos es difícil elegir bien la pintura para las paredes. Si alguna vez te ha pasado lo mismo que a mí, estas ideas te ayudarán a elegir los colores perfectos para pintar una habitación.

Colores perfectos para pintar una habitación

La pintura de color azul para las paredes de tu habitación

Está más que estudiado que la pintura de color azul es la más relajante en muchas de sus tonalidades, dentro del círculo cromático. El color azul nos lleva a la calma y la relajación, tiene efectos positivos en nuestra mente y cuerpo, ayudando a conseguir el estado de ánimo adecuado antes de ir a dormir. La pintura de color azul ayuda a calmar y ralentizar el metabolismo.

El color azul se usa muy a menudo para decorar habitaciones infantiles, pero cada vez lo vemos más en decoración de dormitorios o habitaciones de matrimonio.

Existen muchas formas de combinar la pintura azul con otros colores. A mi me encanta partir de un color azul o mezclar varios tonos, para acabar combinando la selección de azules con colores neutros como el blanco o el gris claro. Para los que les gusta crear espacios con un ambiente más cálido, combinar el azul con el crema es una buena idea.

pintura de color azul para las paredes de la habitación

El azul es un color perfecto para combinar suelos de madera, parquet o todo tipo de materiales naturales, porque proporciona un hermoso y cálido contraste entre el suelo, paredes y mobiliario. Si piensas colocar suelos laminados o parquet de madera natural, el color azul es la combinación perfecta para la habitación.

Si hablamos de complementos de decoración, con elementos de metal o color dorado, conseguirás crear ese contraste y toque de calidez a tu espacio.

Pintar las paredes de color verde

En diseño o decoración de interiores, el color verde se utiliza como fondo o como color base. Al ser un color natural añade ese toque fresco porque estamos acostumbrados a verlo en todas partes y nos recuerda a ambientes relacionados con espacios exteriores.

El color verde es un color muy relajante, agradable al ojo humano, porque está presente en la naturaleza. Pintar las paredes en tonos de verde claro nos proporciona relajación, compitiendo es este aspecto con el azul.

El ambiente que se crea usando este color para pintar las paredes y techos, ayuda a la relajación mental y física, convirtiendo al verde en un color perfecto para nuestras habitaciones.

Fíjate que solemos usar el color verde en la decoración navideña para darle un toque natural a nuestro piso o casa.

Si buscamos añadir frescura y sensación de amplitud en espacios pequeños, la pintura de color verde en tonos claros es ideal. También puedes decantarte por combinarlo con colores de tonos terrosos, marrón, gris claro o incluso gris oscuro. Los acabados de madera natural y detalles o complementos decorativos en metal y color dorado son la combinación perfecta.

La pintura de color rosa tiene un efecto calmante y da un toque de elegancia a tu habitación

Pintar una de las paredes de nuestra habitación en color rosa puede crear un gran contraste y una combinación super divertida para obtener el aspecto deseado. La pintura de color rosa inspira sentimientos cálidos y reconfortantes. Hay estudios que confirman que el color rosa puede tener un efecto calmante sobre los nervios, por eso es una buena alternativa para darle un toque de elegancia a nuestro dormitorio.

Olvida el tópico de que el rosa es solo para las habitaciones de las niñas. Existen tonalidades de color rosa muy elegantes y tonos contemporáneos que pueden llegar a sorprenderte.

Para conseguir ese ambiente elegante no tienes que exagerar. Pinta solo una pared y elije un elemento que pueda aportar este color al espacio mediante otomanes, paredes de acento, algún cuadro en diferentes tonos de rosa, cojines, almohadas o juego de sabanas para la cama.

Los colores perfectos para combinar con el rosa y lograr un estilo elegante, son pinturas en tonos cremas, blanco, azul o Blake.

El incansable color blanco

La pintura de color blanco es perfecta para el dormitorio, porque aporta mucha luz, es serena, fresca y brillante. Si necesitas pintar habitaciones pequeñas sin ventanas o con poca luz, el color blanco es perfecto. Dale un toque de alegría a tu habitación, pintando una pared en amarillo pastel, verde o azul claro para ayudar a reflejar la luz, o combínalo con detalles en color rora para darle ese toque elegante.

El blanco tiene infinitas posibilidades para combinar, elije tu color preferido y siempre quedará bien. Si buscas algo diferente, está muy de moda combinarlo con detalles en negromuebles y suelos de madera en colores claros.

El blanco combinado con elementos decorativos rústicos, muebles fabricados en madera natural y tonos monocromáticos son perfectos, porque crean espacios con estilo escandinavo.

Como hemos mencionado anteriormente, el secreto para decorar con pintura blanca es agregar un color extra, como el azul pálido, el rosa o colores pasteles.

Gris claro o gris oscuro

La pintura de color gris es ideal para crear espacio y ambientes minimalistas. El gris es perfecto como color secundario. Si buscas espacios con un toque dramático, el gris o gris oscuro son tu color.

Antes de usar el color gris debes pensar bien si la habitación tiene suficiente luz natural. Los colores grises suelen absorber la luz, y más si usamos tonos oscuros, todo el contrario del blanco. No es muy recomendable en espacios con poca luz o habitaciones muy pequeñas, pero siempre puedes combinarlo con paredes blancas pintando solo una de ellas en un gris no muy oscuro.

Si tienes buenas condiciones de luz, el gris o gris oscuro son colores perfectos para pintar una pared de acento.

Utilizando pintura en diferentes tonos de gris crearemos un espacio con aspecto contemporáneo, atmósfera monocromática neutral y muy elegante. Al ser un color neutral, proporciona calidez a tu dormitorio.

Puedes seleccionar muebles de madera, muebles con acabados rústicos, muebles modernos y algunas plantas naturales, el gris combina con casi todo. Al decorar y pintar con tonos grises, logras una sensación muy acogedora en perfecta armonía.

Añade color a tu vida a través de las paredes de tu habitación.

Espero que estas ideas te hayan sido de ayuda para inspirarse y agregar un toque de color a tu casa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.